ALFABETIZACIÓN TECNOLÓGICA, MODA O NECESIDAD

Ana Lucila Castillo
anacastillo@interlink.net.ve
María Elena Martín
maelena_442@hotmail.com



Resumen


La evolución de las tecnología de información y comunicación -TIC, ha provocado una transformación radical de las formas de producción, difusión y consumo del conocimiento y la cultura; lo que nos lleva a pensar en un ciudadano con nuevas necesidades formativas, habilidades y conocimientos para desarrollarse en la sociedad de hoy.
De este modo, vemos como los países en diferentes lugares del mundo, a través de la creación de políticas gubernamentales impulsan activamente proyectos para democratizar el uso de las TIC y aprovechar las oportunidades que estas nos ofrecen en la obtención una mejor calidad de vida.

En este sentido, los retos de la alfabetización tecnológica en el mundo han dado origen a la propuesta de numerosos modelos que buscan extender el uso de las TIC entre los ciudadanos, el debate mundial sobre la disminución de la brecha tecnológica se ha centrado en la propuesta de múltiples acciones que permitan extender el uso de las TIC a todos los colectivos sociales que luchan por la igualdad de todos y todas al acceso a las tecnologías.



Palabras claves: TIC, Alfabetización tecnológica, acceso, políticas

Introducción


Los retos de la alfabetización tecnológica en el mundo han dado origen a la propuesta de numerosos modelos que buscan extender el uso de las TIC entre los ciudadanos, el debate mundial sobre la disminución de la brecha tecnológica se ha centrado en la propuesta de múltiples acciones que permitan extender el uso de las TIC a todos los colectivos sociales que luchan por la igualad de todos y todas al acceso a las tecnologías.

De este modo, es observable como los países en diferentes lugares del mundo, a través de sus políticas gubernamentales impulsan activamente el uso de las TIC, para aprovechar las oportunidades que estas nos ofrecen en la obtención una mejor calidad de vida, cada vez mas ciudadanos del mundo conocen las oportunidades de desarrollo económico y social que involucra la incorporación del uso de las tecnologías en nuestra vida diaria, por lo que cada vez, surgen nuevas ideas, proyectos y nuevas practicas que persiguen acabar con la desigualdad en las posibilidades de acceso a las TIC, a la información, al conocimiento y a la educación, fundamentadas en la alfabetización tecnológica de los ciudadanos.

En este sentido, la alfabetización tecnológica se constituye en un proceso necesario para superar las diferencias de uso y acceso a las TIC, en un instrumento que permite el acceso al conocimiento y en una herramienta que fortalecerá la lucha por disminuir la brecha digital. Sin embargo el acceso a las TIC no es democrático, las dificultades de conectividad, acceso y el desconocimiento de su uso impiden la socialización y democratización de las ventajas que proporcionan estas herramientas. Se hace necesario que las políticas de alfabetización tecnológica a esta parte de la población que desconoce el uso, acceso y ventajas de la tecnología para superar la brecha digital.


Alfabetización tecnológica, una aproximación conceptual


Hace aproximadamente 12 años, Gilster, (1997), definió la alfabetización digital como “la capacidad de entender y utilizar la información en múltiples formatos en un amplio rango de recursos cuando es presentada a través de ordenadores”. Según Peña, (2005) interpretar hoy, esta definición es cada vez complejo debido al grado de incorporación del uso de las TIC en nuestra vida cotidiana y al ciclo de apropiación involucrado que conlleva la demanda de nuevas funcionalidades y novedades que se vuelven a incorporar a nuestra vida cotidiana y que a su vez implicara nuevas necesidades y funcionalidades, y así sucesivamente.

La alfabetización tecnológica tiene que ver con la adquisición de competencias informáticas a nivel de usuario, navegación, búsqueda de información en Internet o bases de datos, comunicación virtual vía e-mails, foro, chats, video conferencia, etc., además involucra adquirir un amplio dominio en el uso de las tecnologías a través de la capacitación digital para formar competencias satisfactorias, conocimientos informáticos y virtuales relacionados con el uso de Internet.
Pero además, Peña (2005), dedica un espacio a la e-Conciencia, en el cual describe un futuro incierto e impredecible para la sociedad de la información, nadie sabe hacia donde se dirige, debido al gran ritmo de cambios que le imprimen las TIC que no solo afectan la propia actividad del profesional, sino que cambian la de los agentes con los que interactúa y el objeto de trabajo. Es por esto, que las TIC traen consigo nuevos conceptos como los delitos informáticos, el cibercrimen, la seguridad en la red, los derechos de propiedad intelectual en los soportes digitales, la identidad digital, el gobierno en la red, la e-Justicia, el e-Gobierno, la e-Administración, así como un largo de conceptos prefijados con la ”e” o con el epíteto “electrónico/a”. Según su análisis un plan de alfabetización digital total debe perseguir como objetivo entender la evolución de la sociedad, de la profesión y ser capaz de forjar cambios en el sentido deseado.

Eduteka, (2009) publica sobre las competencias indispensables del estudiante del siglo XXI, en cuanto a manejo de información, medios y TIC:


Competencias sobre el manejo de la información


  1. Acceder a la información de manera efectiva y eficiente, evaluarla crítica y competentemente, hacer uso de ella de manera acertada y creativa para la solución de problemas.
  2. Conocer los aspectos fundamentales sobre la ética y los aspectos legales involucrados en el acceso y uso de la información

Sobre alfabetismo en medios


  1. Entender como se construyen los mensajes mediáticos, propósitos y herramientas, características y convenciones
  2. Examinar como las personas interpretan los mensajes, como se incluyen o excluyen valores y como pueden influenciar creencias y comportamientos
  3. Conocer los temas éticos y legales involucrados en el acceso y uso de la información

Competencias en TIC

1. Uso adecuado de las TIC para acceder, manejar, integrar, evaluar y generar información para funcionar en una economía del conocimiento
2. Usar las TIC para investigar, organizar, evaluar y comunicar información
3. Comprender los temas éticos y legales involucrados con el acceso y su de la información

Lo antes expuesto hace referencia a un perfil del estudiante del siglo XXI, con habilidades en el uso de las TIC, en la búsqueda, organización y uso adecuado de la información, con criterios y madurez para decidir cuando, como y para que usar la información, con amplia comprensión de los aspectos éticos y legales involucrados en el acceso y uso de la información haciendo uso de las TIC.
Ante este modo de ver la situación, la Alfabetización Tecnológica y la Educación dirigida al ciudadano del siglo XXI debe facilitar medios de aprendizajes innovadores que integre el uso de las tecnologías con enfoques basados en la indagación, solución de problemas y en la formación de destrezas intelectuales de orden superior; permitir el acceso y uso equitativo a tecnologías de calidad.



Marco filosófico y jurídico para el uso de las TIC en la educación, Venezuela


El sin fin de cambios ocurridos en el mundo, ya sea debido al avance de la tecnología o a la aparición de nuevas necesidades humanas, ha sido tan diverso y tal su magnitud que ha traído como consecuencia cambios que impactan cada día nuestro modo de vida, reflejándose en todos los ámbitos del quehacer del ser humano y es de este modo, como el campo jurídico no ha escapado de ello.

En este sentido, es propicio mencionar, como desde el año 1999 nuestro país ha avanzando en cuanto a la formulación de un marco filosófico y jurídico que privilegia y estimula el uso de las tecnologías de información y comunicación –TIC, en aras de fomentar el desarrollo económico y social del país, permitiendo a las instituciones del Estado impulsar iniciativas dirigidas a alfabetizar tecnológicamente a nuestra población, en primer lugar al establecer un marco legal, con instrumentos jurídicos que facilitan la movilización de grandes cantidades de recursos para la adquisición e instalación de una plataforma tecnológica a nivel nacional, así como la formación y capacitación del ciudadano en el uso y acceso a las TIC. En segundo, lugar se ha forjado un marco filosófico donde se reconoce a la ciencia y tecnología como instrumentos necesarios y fundamentales para formar una ciudadanía capaz de identificar el uso adecuado de las tecnologías como factor de desarrollo humano y social para el bien colectivo tanto en los proceso administrativos como académicos.

Actualmente, en Venezuela contamos con un marco legal conformado por una serie instrumentos jurídicos que favorecen el uso y acceso de las TIC como una herramienta de importancia en el desarrollo económico y social del país, entre ellos podemos comenzar por citar nuestra carta magna, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999, en su capitulo VI. De los derechos culturales y educativos, se destacan los siguientes artículos:
Art.108.
“...Los centros educativo deben incorporar el conocimiento y aplicación de las nuevas tecnologías, de sus innovaciones, según los requisitos que establezca la ley.”
Art.110.
“El estado reconocerá el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación...el Estado destinará recursos suficientes y creará el sistema nacional de ciencia tecnología de acuerdo a la ley. El sector privado deberá aportar recursos...”.

Luego, nos encontramos con las leyes, entre ellas :

Ley Orgánica de las Telecomunicaciones, (2000). Establece el Fondo de Servicio Universal, cuyo objetivo es “… garantizar el derecho humano de las personas a la comunicación y a la realización de las actividades económicas de telecomunicaciones. (p. 1).

Ley sobre Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas, (2001) Otorga y reconoce la eficacia y valor jurídico a la Firma Electrónica, al Mensaje de Datos y a toda información en formato electrónico.

Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, (2001) propicia la integración entre el sector empresarial, las universidades y el Estado, a través de la aplicación de la ciencia y la tecnología en la solución de las necesidades de las mismas empresas o de los problemas que ellas mismas generan, a través de aportes e inversiones en ciencia, tecnología e innovación.

Ley Orgánica de Educación (2009). En su Art. 6 “… Promueve la integración cultural, la educación regional y universal. …. “Para la independencia y cooperación de la investigación científica y tecnológica.”. En su Art. 13 destaca: “Formar en, por y para el trabajo liberador, en una perspectiva integral y politécnica, mediante políticas de desarrollo humanístico, científico y tecnológico, vinculadas al desarrollo endógeno productivo y de protección al ambiente.

Los decretos mas destacados son:

Decreto 825 (2000). Internet, “… representa un medio para la interrelación con el resto de los países y una herramienta invalorable para el acceso y difusión de ideas,” (p1). Se destaca su uso como herramienta útil para incrementar la calidad de vida de la población, el desarrollo de planes de formación, el comercio electrónico, la interrelación y la sociedad del conocimiento. Se exhorta a las instituciones públicas y privadas a contribuir con la universalización del uso de este recurso. Se insta al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, a incluir temas relacionados con el acceso y uso de Internet en “…los planes de mejoramiento profesional del magisterio.” (p.2).

Decreto 3390 (2004). Establece el uso del software libre en la administración pública y en los servicios públicos, busca facilitar en el menor tiempo y con el menor costo la reducción de la brecha social y tecnológica, en el artículo 10 señala: “El Ministerio de Educación y Deportes, en coordinación con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, establecerán las políticas para incluir el Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos, en los programas de educación básica y diversificada.”

También es de gran importancia mencionar:

El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación: Construyendo un futuro sustentable Venezuela 2005-2030, publicado en octubre de 2005 por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, señala que dentro de los principios de la cultura científica se halla la conformación de redes de conocimientos orientadas a la resolución de problemas de la sociedad en base a necesidades sociales. Así pues “el uso de las tecnologías en el proceso de democratización y articulación de redes de conocimiento, [constituye] un mecanismo estratégico para difundir de manera masiva y sistemática el conocimiento de ciencia, tecnología e innovación,…” (p. 10), lo cual implica que el potencial comunicativo de Internet jugará un papel importante en la conformación de dicha red.

Y por ultimo mencionaremos:

El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación: Construyendo un futuro sustentable Venezuela 2005-2030, señala: dentro de los principios de la cultura científica se halla la conformación de redes de conocimientos orientadas a la resolución de problemas de la sociedad en base a necesidades sociales. “el uso de las tecnologías en el proceso de democratización y articulación de redes de conocimiento, constituye un mecanismo estratégico para difundir de manera masiva y sistemática el conocimiento de ciencia, tecnología e innovación,…” (p.10).



Iniciativas venezolanas orientadas a la alfabetización tecnológica


El Estado venezolano fundamentado en el nuevo marco jurídico y filosófico que reconoce el uso de las TIC como instrumentos de interés público en el desarrollo económico y social de país, viene impulsando desde el año 2000 políticas de Estado dirigidas a alfabetizar tecnológicamente al ciudadano venezolano. Es así, como en el año 2000 se inicia el proyecto Infocentros a cargo del Centro Nacional de Tecnologías de Información – CNTI, orientado a lograr el empoderamiento social de las TIC; con la instalación del primer Infocentro, como prueba piloto, ubicado en el Parque del Este de Caracas.

Un año después, la institución CNTI puso en funcionamiento 240 infocentros en todo el territorio nacional, para sustentar el decreto 825 el cual oficializa el uso de Internet como prioritario para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela. Según publicaciones de la Fundación infocentros, en su pagina Web, la inversión inicial que permitió la instalación de esa cantidad de infocentros en el año 2001 estuvo por el orden de 17 millardos de bolívares, destinada fundamentalmente a lograr la democratización del uso de la Internet, de manera gratuita.

En el año 2003, el CNTI hace público un informe realizado por una importante empresa de investigación de mercado en el área de tecnología, denominado “Impacto de los Infocentros en Venezuela, 2003”, en el se describe algunos resultados obtenidos a nivel nacional, en cuanto a plataforma instalada, cantidad de usuarios, tipos de usuario que frecuentan el infocentro y los principales usos que desmandaba la comunidad del infocentro. Para ese momento la plataforma instalada eran 250 infocentros a nivel nacional.

A continuación se muestra un gráfico recogido del estudio realizado por IDC de Venezuela en el 2003, se muestra la cantidad promedio de usuarios registrados en los 51 Infocentros de los 22 estados evaluados, para el momento existían 102.782 usuarios registrados en 51 Infocentros a escala nacional. IDC(2003), “si extrapolamos el comportamiento a los 250 Infocentros que tiene el país, la proyección obtenida de usuarios registrados a escala nacional puede estar por el orden de 500.000 usuarios”.






Fuente IDC (2003) .Distribución de usuarios registrados, clasificado por estado, de acuerdo a la muestra seleccionada.

Cuatro años más tarde en el 2007, es creada la Fundación Infocentro como ente rector del programa, adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología; su función es proveer la infraestructura física (infocentros, infomóviles, infopuntos), la infraestructura tecnológica (computadores y otros dispositivos, conectividad, y aplicaciones de software), el capital humano (personal de la fundación, coordinadores, supervisores y facilitadores de la red social), redes que articulan el engranaje de la fundación y la comunidad para la formación socio-tecnológica.

Hoy, los infocentros están dirigidos a fortalecer el desarrollo de las potencialidades locales, las redes sociales y el poder popular; facilitando el proceso de apropiación de las TIC por parte de los sectores populares, consolidando espacios tecnológicos comunitarios que faciliten la construcción colectiva, transferencia de saberes, conocimiento y las relaciones de colaboración.
La creación y el funcionamiento de los infocentros también es resultado de un marco legal y de políticas de Estado, como los son: La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (Diciembre 1999), el Decreto 825. (Mayo 2000). El Decreto 3390. (Diciembre 2004). Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación. (Agosto 2005) y el Decreto Presidencial de creación de la Fundación Infocentro No 5263, 2007.

Es importante mencionar algunos indicadores publicados a mediados de este año por la Fundación Infocentro donde se menciona que la plataforma instalada a nivel nacional es de 653 infocentros, 332 infopuntos institucionales, 14 infomoviles y se mencionan infopuntos sociales pero no dice cuantos. Cabe destacar además que durante el año 2009 se construyeron 58 nuevos infocentros y 104 infocentros se conectaron a través del satélite Simon Bolívar.

Para dar continuidad a la reseña de las políticas de estado dirigidas a impulsar la alfabetización tecnológica del venezolano nos encontramos en el año 2006 con otra importante iniciativa como lo es el plan nacional de alfabetización tecnológica – PNAT, iniciado por la fundación infocentros, auspiciado y financiado por la Misión Ciencia; es una política del Estado venezolano para la promoción del uso de las TIC como un medio de empoderamiento social; esta iniciativa comenzó su labor haciendo uso de la plataforma tecnológica de los infocentros instalada a nivel nacional y a la fecha ha reportado 598.409 personas alfabetizadas tecnológicamente a través de este plan a nivel nacional.

El PNAT es definido como una iniciativa de formación sociotecnológica, su misión es lograr la capacitación básica de las comunidades en el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC), promoviendo el uso del computador como herramienta que facilita las acciones del poder comunal. En este sentido, el PNAT ha dirigido esfuerzos a la alfabetización tecnológica de poblaciones indígenas entre las que se menciona: Wayuu, Jiwi, Añu, Warao, Yeral, Piapoco, Puninave, entre otras. A través del PNAT se realizan actividades formativas en las comunidades como talleres y cursos, que van un poco mas allá de la simple formación en el uso de las tecnologías; algunos de ellos: Introducción a la comunicación popular, inducción a los estudiantes de servicio comunitario, estrategias didácticas para los facilitadores, formación de facilitadores, uso de la herramienta Xvidcap, administración de la plataforma Moodle, diseño instruccional y técnicas participativas para favorecer espacios colaborativos, entre otros. En lo que corresponde a la formación técnica se destacan Linux básico, los módulos que comprende el PNAT son: Iniciación en el uso del computador, procesador de palabras Writer, presentaciones con IMPRES, CALC, búsqueda rápida en Internet y socializando a través de Internet.

Además, el PNAT menciona en su pagina Web un proceso de sistematización de experiencias, cuyo fin es hacer visible las experiencias de organización popular hacia la transformación social que se desarrolla desde la plataforma tecnológica de los infocentros; para mediados del 2009 reportaron en su informe semestral 70 experiencias comunitarias, en sistematización en todo el país, además de 97 productos radiofónicos y audiovisuales generados para compartir los aprendizajes surgidos de la sistematización.

En el ámbito educativo consideramos importante mencionar la experiencia conducida por la Institución FUNDABIT adscrita del Poder Popular para la Educación; se trata de los Centros Bolivarianos de Informática y Telemática – CBIT, estos espacios de acceso gratuito están dotados de tecnologías donde los participantes, facilitadores y la comunidad pueden recibir apoyo y desarrollar actividades relacionadas con el uso didáctico de las TIC. Los CBIT ofrecen dos posibilidades a sus usuarios, por un lado el aula de computación equipada con 20 equipos de computación, un servidor y una impresora, con sistema operativo y aplicaciones en software libre, esta área esta destinada a actividades formativas. Y en otro espacio el aula interactiva, equipada con mesas de trabajo, un televisor, un VHS o DVD y un equipo de computación, dirigida a actividades pedagógicas para el desarrollo del lenguaje, el pensamiento, los valores, el trabajo y el respeto al ambiente.


En este sentido, los CBITs persiguen como objetivo propiciar el uso pedagógico de las TIC, garantizar el acceso universal a la información, democratizar el uso de las tecnologías y promover el desarrollo de la infocultura en todo el país. La pagina Web de FUNDABIT, actualmente reporta como logros haber alcanzado la instalación de más de 2000 centros informáticos en todo el país, representados por 1600 Centros Bolivarianos de Informática y Telemática (CBIT), más de 90 Superaulas, laboratorios de informática en Simoncitos, Centros Interactivos Multimedia (CIM) y laboratorios de computación.

En otro orden de ideas pero estrechamente relacionado con lograr la alfabetización tecnológica de los docentes venezolanos, FUNDABIT publica como parte de sus indicadores la capacitación de 38.047 docentes en el ámbito nacional. La generación de 684 soluciones educativas. La instalación de más de 1000 antenas para la interconexión de los CBIT a la red WAN y a Internet; entre otros. Desde el punto de vista de fundamento jurídico FUNDABIT focaliza su visión en la incorporación del uso educativo de la herramientas informáticas y multimedia, sobre la base de los artículos 108 y 110 de la Constitución Bolivariana y Decreto Presidencial Nº 825; en el plano filosófico promueve la formación integral de la persona a través de la incorporación de las TIC en el proceso educativo nacional.

Entre otras muchas experiencias iniciadas por el Estado venezolano con el afán de abordar la alfabetización tecnológica de la sociedad venezolana, en la búsqueda de estrechar la brecha digital que separa a los que tienen acceso al uso de las tecnologías de los que por diversas razones viven carencias para el uso y acceso a estas, para concluir este apartado mencionaremos en el ámbito educativo al proyecto Canaima, es un esfuerzo mancomunado del Ministerio del Poder Popular para la Educación a través de FUNDABIT y el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y la Tecnología a través del CNTI; iniciado con una prueba piloto dirigida a 1090 escuelas en el territorio nacional, en septiembre 2009.

Infobit (2009) se trata de equipar en una primera etapa a las escuelas nacionales con quipos portátiles (canaimas), para ser utilizados por los niños y niñas en el salón de clases como herramientas pedagógicas. Para esto se cuenta con 66 contenidos educativos avalados por docentes especialistas, el sistema operativo de los equipos portátiles esta constituido por una versión de software libre denominado Canaima, desarrollados por venezolanos pertenecientes a la Red de desarrolladores de software libre vinculados con el Centro Nacional de Tecnologías de Información.
En este orden de ideas, esta iniciativa persigue en el plano filosófico, Infobit (2009) crear un nuevo modelo educativo para transformar el conocimiento y compartirlo utilizando las TIC de forma libre. Este proyecto persigue como meta cubrir a 7563 escuelas nacionales en su primera etapa, luego se dirigirá a los planteles estadales, hasta alcanzar a los planteles privados.



L a escuela como agente impulsor de la alfabetización tecnológica


Aunque el Estado venezolano ha comenzado con el impulso de la alfabetización tecnológica, es necesario que los docentes modifiquen sus enfoques pedagógicos y que se operen cambios sustanciales en la administración escolar, en la estructura institucional y las relaciones con la comunidad.
De lo anterior, se deriva la necesidad de romper esquemas, de buscar superar la concepción de la educación como simple transmisión de información, donde el docente juega un papel fundamental como fuente do conocimiento, por lo tanto debe contribuir con una práctica educativa innovadora para lograr aprendizajes significativos en sus alumnos, al respeco la UNESCO (2008) plantea:
"Para vivir, aprender y trabajar exitosamente en una sociedad compleja, basada en la riqueza de información y conocimiento, estudiantes y profesores deben utilizar las tecnologías de manera efectiva"(p.1)

De allí que es fundamental que el docente adquiera ciertas habilidades, conocimientos y actitudes que lo capaciten para aplicar estrategias innovadoras y modelos alternativos que incluyan la enseñanza por medio de tecnologías, donde el alumno tenga un rol activo y mayor responsabilidad de aprendizaje en el proceso, porque el simple hecho de utilizar las tecnologías no garantiza la calidad de la enseñanza, es importante tener en cuenta el cómo utilizarla y para qué fines, se debe buscar el desarrollo de competencias que posibiliten el uso de la tecnología como una herramienta para la organización, comunicación, investigación y la solución de problemas, porque sino se seguiriía hablando de un analfabeto tecnológico, porque las tecnologías son sólo herramilentas, el fin de las mismas es la información, su búsqueda, recuperación, evalualción, procesamiento y uso, que conlleva al enriquecimiento del conocimiento.


Conclusiones


El desarrollo y los avances tecnológico ocurridos a lo largo de la historia conllevan una serie de cambios en todos los ámbitos sociales: la escuela, la universidad, nuestros hogares, los negocios, la economía, las comunidades, el colectivo, hoy para nadie es extraño ver un ordenador conectado a una red de internet en cualquier espacio. El impacto social de estas tecnologías ha sido tan vertiginoso que se afirma que estamos entrando en un nuevo período de la civilización humana, la llamada sociedad del conocimiento, de allí que quien no esté a la altura de estas tecnologías será un analfabeto tecnológico.

Hasta hace poco, una persona alfabetizada era aquella que dominaba los códigos de acceso a la cultura escrita o impresa y dominaba el lenguaje textual, es decir saber leer y escribir. Sin embargo, en la actualidad este conocimiento parece insuficiente ya que sólo nos permite el acceso a una parte de la información como es la de libros, revistas, periódicos entre otros, de allí que una persona analfabeta tecnológicamente queda al margen de la red comunicativa que ofertan las nuevas tecnologías. Es por ello que la alfabetización tecnológica de acuerdo a lo que señala Páez, Arreaza y Vizcaya (s/f) "permite desarrollar los conocimientos y habilidades tanto instrumentales como cognitivas en relación con la información vinculadas a través de nuevas tecnologías...."(p.2).

Es por ello que es pertinente incorporar el uso de las TIC en las actividades instruccionales, de allí que el uso de las herramientas de internet en educación requiere incorporar nuevos patrones didácticos en la formación docente sobre una nueva manera de enfocar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Con la incorporación de las TIC en la Pedagogía se abre una abanico de posibilidades y recursos en el aula tal como lo señala Castillo y Rojas (2008) el internet como fuente general de información, el correo electrónico como medio de comunicación, el procesador de texto como herramienta de aprendizaje, el aprendizaje colaborativo en comunidades virtuales, aplicaciones educativas y materiales educativos, creación de páginas y sitios web. Todas estas alternativas presentan posibilidades centradas en la interactividad, la comunicación y la colaboración, aunque las TIC en sí no harán a un ciudadano más o menos instruidos ni podrá suplir al docente como lo manifiesta Rivera (1993), es difícil pensar que la incorporación del uso de las TIC en los procesos didácticos pueda sustituir al docente, pero es indudable que el episodio didáctico esta cambiando, tanto el papel del docente como el del estudiante es diferente. Es decir, debido a las potencialidades de las TIC se facilitaran enormemente la labor didactica. Es por ello que la alfabetización tecnológica no es cuestión de moda, sino una necesidad en todos los ámbitos de la sociedad de la educación y el papel del docente en estos entornos es la de facilitar, guiar y asesorar al estudiante sobre las fuentes apropiadas de información, la de crear habilidades y destrezas en la búsqueda, selección y tratamiento de la misma.



Referentes Bibliográficos


Fundación Ciudadanía, AUPEX, Consorcio Identic. (2006) Actas del II Congreso Internacional de Alfabetización Tecnológica: superando la brecha digital. Badajoz

Gilster, P. (1997). Digital Literacy. NewYork: Wiley and Computer Publishing
Peña Lopez, Ismael (2005). Capacitación digital en la UOC – Universitat Oberta de Catalunya: La alfabetización tecnológica Vs. La competencia informacional y funcional.

Eduteka, (2009). Tecnologías de información y comunicación para la enseñanza en la educación básica y media. Logros indispensables para los estudiantes del siglo XXI.
IDC, Venezuela, 2003. “Impacto de los Infocentros en Venezuela, 2003”.
Infobit. 2009. Noticias. Año 4. nº 24. .

http://fundabit.me.gob.ve/
http://www.infocentro.net.ve/


UNESCO (2008) (Documento en línea) Disponible: http://unescdoc.unesco.org/images/0015/001562/156209E.pedf (Consulta: 2009 noviembre 20)

Castillo, A., y Rojas A. (2008)
La WEB, un enlace entre la Universidad y la Escuela. Laurus revista de Educación. 14(26), 226-239
Páez H., Arreaza E., y Vizcaya W.
Alfabetización Digital para Docente de Educación de Postgrado. Una Experiencia Venezolana. [Artículo en línea] Disponible: http://www.ciedhumano.org/edutecNº1.pdf. [Consulta: 2009, Octubre 31]
Rivera P. E. (1993).
Las Computadoras en Educación. Cap. 3. . [Artículo en línea] Disponible:http://msip.ice.org/erporto/libros/ [Consulta: 2009, Octubre 31]